La Junta destinará 1,6 millones a mejorar las calles y zonas verdes de las 192 viviendas de Marismas del Odiel, en Huelva

La Junta destinará 1,6 millones a mejorar las calles y zonas verdes de las 192 viviendas de Marismas del Odiel, en Huelva

   El consejero de Fomento y Vivienda, Felipe López, y el alcalde de Huelva, Gabriel Cruz, han suscrito hoy el convenio que permitirá ejecutar las obras de reurbanización de viales y espacios públicos de la promoción de 192 viviendas públicas en alquiler situadas en Marismas del Odiel, en Huelva. Dicha actuación, con una inversión prevista de 1,6 millones de euros que se financiará con fondos FEDER, estatales y autonómicos, será licitada en agosto, con el fin de que los trabajos puedan iniciarse en enero de 2018.

    Tras la firma, Felipe López ha destacado el “compromiso de la Junta con la mejora del parque público de viviendas en Huelva y Andalucía para garantizar unas condiciones de calidad en la habitabilidad y convivencia a sus residentes”, al tiempo que ha subrayado que la apuesta por la rehabilitación “no se ciñe sólo a la mejora de las viviendas, sino que también contempla actuaciones para adecuar los exteriores y reurbanizar su entorno y mejorar así estos espacios de encuentro que promueven la convivencia e incrementan la calidad de vida de estas familias”.

   La actuación para mejorar el callejero y las zonas verdes de las 192 viviendas se enmarca en el acuerdo suscrito en su día por el Ministerio de Fomento, la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento, que declaraba la barriada de Marismas del Odiel como Área de Regeneración y Renovación Urbana (ARRU). Esta declaración ha permitido ejecutar obras de rehabilitación en los edificios, con inversiones por importe de 1,3 millones de euros, y propiciará la actuación de reurbanización que se licitará en breve, con un presupuesto de 1.643.990 euros.

   De hecho, Felipe López ha puesto de relieve el “gran esfuerzo de la Junta en la rehabilitación del parque público onubense, con cerca de 12 millones de inversión para mejorar más de un millar de viviendas en los barrios de La Orden y El Torrejón“ en el marco de intervención de las ARRU, obras que estarán ejecutadas en 2018.En esta ocasión, el convenio suscrito por el consejero y el alcalde compromete a la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía (AVRA) para la contratación y dirección de las obras a ejecutar, en tanto que el Ayuntamiento asume el compromiso de recepcionar y mantener en el futuro los viales y espacios públicos en los que se va a actuar.

   El alcalde de Huelva, Gabriel Cruz, ha mostrado su satisfacción por una inversión que no sólo va a dar más calidad de vida a las familias de las 192 viviendas públicas Marismas del Odiel, a través de la mejora y renovación de su entorno y espacios comunes, sino que además va a dotar de una nueva imagen a una importante zona de la ciudad, por la que cada día pasan muchos ciudadanos hacia las playas”.  Según el edil, “la obra va a poner en valor una zona con una enorme presencia visual, que necesita de una profunda transformación, y que, por tanto, supondrá una mejorar sustancial para sus vecinos, pero también para Huelva de manera general”.

   La iniciativa de desarrollar esta actuación viene motivada por la situación en que se encuentran los viales y espacios públicos del barrio, difícilmente accesibles para uso por la población residente. Esos espacios públicos y calle peatonales, que rodean las ocho manzanas en las que se distribuyen las 192 viviendas, en su mayoría unifamiliares de dos plantas, necesitan una intensa reparación para contrarrestar las consecuencias del vandalismo, de la falta de concienciación sobre un buen uso del hábitat urbano y del deterioro motivado por el paso del tiempo.

     Las actuaciones proyectadas tratarán de resolver todas estas situaciones, dotando a la barriada de los espacios públicos adecuados de los que carece ahora; y permitirán también mejorar la accesibilidad y eliminar barreras arquitectónicas. Para ello, el proyecto contempla la sustitución de todos aquellos elementos que por el paso del tiempo y el inadecuado uso se han ido deteriorando hasta el punto de afectar a la normal convivencia entre vecinos. Se trata de un proyecto técnico con connotaciones de índole social, pues se viene demostrando en intervenciones similares que la mejora del entorno urbano contribuye de forma esencial a la mejora en el comportamiento de los ciudadanos.

     Por ello, se trata de actuar con una intervención técnica pero bajo un prisma de sensibilidad social, que busca un triple efecto: por un lado, se ejecutan unas obras necesarias y demandadas; además, la población se implica con los correspondientes contratos de inserción socio-laboral, con el consiguiente beneficio económico y social en la barriada, y finalmente, es previsible que los espacios resultantes tras las obras sean más valorados, cuidados y respetados que en el pasado.

    Las obras previstas consistirán en la sustitución de las redes de abastecimiento de agua, cambio de solería y bordiillos de la urbanización, reparación o sustitución de farolas por otras de mayor eficiencia, peatonalización mediante mobiliario urbano de las calles interiores, tratamiento con slurry de las zonas de aparcamiento de vehículos, reurbanización de la zona verde situada al oeste del ámbito, reurbanización y arbolado de las calles peatonales y perimetrales, instalación de mobiliario urbano y juegos infantiles.

Fases de obras anteriores

   Al amparo del acuerdo de declaración de ARRU para esta barriada, se han ejecutado obras de rehabilitación en dos fases. La primera de ellas, ejecutada en 2015 sobre la mitad de las viviendas con una inversión de 566.000 euros, y la segunda, recién finalizada, tras una inversión de 715.828 euros que ha permitido rehabilitar los espacios comunes de las 96 viviendas en las que no se había actuado en la fase primera de esta intervención.

    Los trabajos recién ejecutados han consistido en el aislamiento e impermeabilización de cubiertas y vuelos, saneado y pintura de fachadas, pintura de cerrajería metálica, reparación y pintura de elementos estructurales de hormigón, arreglo de las juntas de dilatación, limpieza de la red de saneamiento, reconstrucción y reposición de peldaños y de paños de bloques de vidrio en las fachadas.Se ha actuado sobre las 96 viviendas que no fueron rehabilitadas en la primera fase, pero también se han realizado trabajos en las zonas comunes de las 24 viviendas plurifamiliares que están repartidas en 4 edificios de 6 viviendas, donde ya se actuó parcialmente el pasado año.

 

Información facilitada por el Ayuntamiento de Huelva

Pin It on Pinterest

Share This