Castillos de la Provincia de Huelva

Huelva es tierra de magníficos castillos, como veremos.

Esta provincia, al igual que el resto de Andalucía, fue testigo en la Edad Media del esplendor de castillos, torres y palacios.

En el caso de la provincia de Huelva, este panorama es especialmente rico como consecuencia de su carácter costero (torres defensivas en la costa) y especialmente por su situación fronteriza con Portugal.

   

 Castillo de Cortegana

Castillo Cortegana

   El Castillo de Cortegana se sitúa sobre una colina en la localidad del mismo nombre, se piensa que sobre los restos de una construcción musulmana.

   El origen de la fortificación pudo ser la entrega de la misma, hacia 1253,  por Alfonso X al concejo de Sevilla,  aunque aún no se ha dilucidado con exactitud debido a la falta de fuentes. De los que sí podemos estar seguros es que el castillo de Cortegana fue la base de la defensa de la ciudad contra los portugueses dada su cercanía con la frontera.

 

  Castillo de Niebla

 
Castillo Niebla

    El Castillo de Niebla (también conocido como castillo de los Guzmanes) es una fortificación española situada en el municipio andaluz de Niebla, en la provincia de Huelva.

   El edificio, situado en un extremo de la cuidadela andalusí construida durante la taifa de Niebla, tiene planta cuadrangular, dividida en dos grandes patios rodeados de torreones cuadrados. La torre del homenaje se levanta en la esquina nordeste y tiene planta cuadrada rematada por almenas defensivas. El material empleado en la construcción mezcla el aparejo de sillarejo, los sillares de piedra y el tapial.


  Castillo de Aroche

 
Castillo Aroche

   Castillo de Aroche es un castillo almohade construido a finales del s. XI y principios del XII, coronando el cerro donde se ubica el núcleo urbano de Aroche, en Huelva.   Dentro del recinto amurallado existe una plaza de toros edificada en 1804. La entrada actual a la fortaleza data del s. XVIII, con un arco de medio punto y marcada por un pináculo de factura barroca sobre la coronación de la muralla.

   El Castillo de Aroche, siguiendo el modelo de fortalezas islámicas de la provincia, atiende a un cuadribugium, cuya planta es rectangular, con diez torres, cuatro de ellas en los ángulos y seis más entre los lienzos de muralla. Estas torres son de planta cuadrada o rectangular.   La fortaleza conserva una puerta de acceso directo que podría corresponder con la primera fase de construcción del castillo, localizada en el flanco Sur; se trata de la llamada “Puerta de la Reina”.


   Castillo de Aracena

 
Castillo Aracena

    El origen de Aracena se sitúa en la cumbre del cerro que ocupa el Castillo y la Iglesia Prioral. En época medieval era una villa fortificada, defendida por una cerca muraria y la fortaleza. En este emplazamiento se han encontraron restos arqueológicos de los siglos X al XIII, que evidencian una población andalusí relacionada con el asentamiento de Qatrasana documentado en las textos islámicos. En el interior del Castillo de Aracena podremos ver las viviendas de la época andalusí y las distintas dependencias de la fortaleza medieval. Se entra al recinto del Castillo por la poterna o puerta secundaria del Alcázar. Este espacio, que se encuentra en la zona más alta y oriental del cerro, es el que conforma el recinto fortificado de Aracena junto al patio de armas.   +info


Castillo de Cartaya

   
Castillo Cartaya

   Castillo de los Zúñiga.   Situado al Oeste, se asienta sobre un cabezo de tierra arcillosa rojiza muy compacta.  Construido con licencias regias de 1417 y 1420 por D. PEDRO DE ZUÑIGA, para defender el paso de barca del Río Piedras, está terminado en 1428.Hay un plano de 1668 en el Servicio Histórico Militar de Madrid que nos permite conocer su estructura original.

    Es de forma rectangular, consta de un circuito de murallas, con siete torreones cuadrados, en las esquinas y en los lienzos frontal y laterales. Llevaba barbacana, hoy desaparecida. Mide 35 x 27 metros, los torreones tienen 3,5 m de lado, aproximadamente, excepto el central que defiende la puerta, que mide 5 m, y la torre del homenaje, en el ángulo occidental, de 6 m. El circuito tiene una altura media de 8 m y una anchura de 1,70. +info


Castillo de Cumbres Mayores

     
Castillo Cumbres Mayores

    Desde mediados del siglo XIII y durante toda la Edad Media, los territorios que conforman el reino de Sevilla van a estar marcados y condicionados por la Banda Gallega, y las defensas pasivas (las Fortificaciones) van a ser modificadas, ampliadas o reforzadas, además de producirse casos de nuevas fundaciones, como es el caso de Cumbres Mayores. El documento que recoge la construcción del Castillo tiene fecha de 1293, y es “Carta a Sevilla” de Sancho IV, concediéndole permiso para la construcción de los castillos de Cumbres Mayores y Santa Olalla. Esa fecha pues, se puede considerar la del inicio de la construcción del edificio que se conserva actualmente.. +info

 

Castillo de Santa Olalla del Cala (Huelva)

 

     
Castillo Santa Olalla

 El Castillo- Fortaleza del siglo XIII, de estilo gótico y mudéjar de tradición almohade, se alza sobre el denominado “Cerro del Castillo” a 540 metros de altitud. Fue construido por Sancho IV por medio de un acuerdo del Consejo de la ciudad de Sevilla para construir fortalezas en Cumbres y Santa Olalla. El recinto es de forma rectangular alargado y realizado por un conglomerado de piedras y argamasa (mezcla de arena y cal). Está compuesto por murallas encapuchadas y franqueadas por diez torres, cuatro de ellas semicirculares y seis rectangulares, estas últimas divididas por impostas horizontales de ladrillos. Son dos tipos de cubiertas realizadas, siendo la mayoría de ellas bóvedas ojivales y de aristas por la que se accedía al interior del Castillo.  +info

   

Iglesia Castillo Santa María Magdalena Paimogo

 
Castillo Paimogo

   Siglo XV, cuya torre es del siglo XVIII. El edificio se sitúa dentro de los restos semiderruidos del antiguo Castillo, construido en el siglo XV y reconstruido durante las guerras con Portugal a mediados del siglo XVII, constituyendo el conjunto más emblemático y de mayor aceptación popular en la localidad, Lo que queda del antiguo Castillo es una construcción defensiva abaluartada, quedando el espacio interior ocupado en gran parte por la Iglesia Parroquial, El conjunto formado por la Iglesia-Castillo fue declarado, a partir de D. 22 de Abril de 1944, Monumento Nacional. En la actualidad es considerado como Bien de Interés Cultural. En el año 2000, mediante la intervención de una Escuela Taller se recuperó un Baluarte del conjunto monumental. Posteriormente se recuperó la techumbre y el coro de la Iglesia-Castillo.

Pin It on Pinterest

Share This